Sin participación política no hay democracia. El derecho a la participación política está en la base de los ordenamientos jurídicos de todas las democracias desarrolladas.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Constitución Española y la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local español, nos recuerdan el axioma que sirve de subtítulo a esta parte de nuestro programa: sin participación no hay democracia.

En nuestro texto constitucional, la participación de los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social, se consagra como un derecho fundamental que los poderes públicos, ayuntamientos incluidos, tienen la obligación de promover y facilitar. Sin embargo, como en tantas otras cuestiones, nuestro ordenamiento jurídico resulta pacato y temeroso frente a la libre expresión y participación de la ciudadanía.

Vaya pues por delante la necesidad de promover un cambio legislativo que, por ejemplo, obligue a realizar consultas vinculantes a la ciudadanía en determinados asuntos y situaciones –tanto a nivel estatal como autonómico o municipal- e impida que las iniciativas legislativas populares puedan ser desechadas sin más por los órganos legislativos.

Como los ciudadanos queremos participar para mejorar nuestras vidas y no solo para tener algunos servicios públicos, la participación de la que hablamos es fundamentalmente política, esto es: la que tiene que ver con la gestión de lo público.

Dicho de otro modo, aparte de con nuestros votos cada cuatro años, los ciudadanos queremos participar en la cotidiana toma de decisiones de nuestros municipios:

  • Recibiendo toda la información pertinente a la gestión municipal, no solo la que por Ley es obligatorio publicar y difundir.
  • Manifestando nuestras opiniones, sugerencias y quejas, haciendo públicas unas y otras.
  • Interviniendo activa y decisivamente en la gestión municipal ,tanto individual como colectivamente.

 

Recuperar Valdemoro para los ciudadanos, tras el expolio al que ha sido sometido, debe ser un compromiso de todos los valdemoreños. Es tarea de todos construir un nuevo Valdemoro del que sentirnos orgullosos.

Por ello, y ligado al modelo de ciudad que queremos para nosotros y nuestros hijos, hemos de asumir como ineludible, un modelo de gestión municipal basado en la corresponsabilidad, pues tenemos el derecho, sí, pero también la obligación de decidir cómo ha de ser Valdemoro y exigir y controlar a nuestros representantes en el Ayuntamiento para que siempre prevalezcan el bien común y el interés público.

La participación real y efectiva de la ciudadanía ha de ser, junto con la transparencia de los gestores y de la gestión, la esencia del gobierno de los asuntos municipales.

Para ello, “Ganemos ahora Valdemoro” propone que el Ayuntamiento elabore y apruebe, con la necesaria e imprescindible participación ciudadana, el “Reglamento Orgánico” previsto en el artículo 70 bis de la Ley 7/1985, de 2 abril de Bases del Régimen Local, de modo que quede legalmente establecido el modo en el que los valdemoreños podrán participar en la gestión municipal con arreglo a los siguientes criterios y principio.

 

 

PROGRAMA GANEMOS AHORA VALDEMORO: Democracia Local Página 31 de 34

Participación mediante el acceso a la información pública y la expresión de sugerencias, quejas o reclamaciones. Con las tecnologías informáticas es hoy en día muy sencillo que los ciudadanos estén totalmente informados de todo lo que afecta a sus municipios.

Toda la información relativa a la gestión municipal –patrimonio, presupuestos, contratos, plantillas, retribuciones, declaraciones de intereses de los electos, etc.- se debe facilitar y estar a disposición de cualquier ciudadano que la solicite.

Más aún: toda esa documentación ha de estar disponible en la página web del Ayuntamiento, en formatos que permitan su posterior manejo por los ciudadanos. Hablamos pues, de que con el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana de Valdemoro se debe:

  • Crear un Portal de transparencia que a través de Internet ofrezca toda la información del Ayuntamiento de Valdemoro.
  • Crear puntos de acceso gratuito a Internet para que los ciudadanos puedan acceder al Portal de transparencia; puntos de acceso que han de estar servidos por empleados municipales formados para asistir a los ciudadanos que precisen ayuda para entrar y utilizar dicho portal.
  • Hacer posible que se obtenga información directa de los cargos y empleados municipales, no solo mediante solicitudes por escrito, sino personalmente fuera del horario normal de las oficinas municipales. Más concretamente, el Alcalde y los concejales deberán escuchar y rendir cuentas directa y periódicamente ante los ciudadanos.
  • Garantizar una respuesta a todas las demandas de información en un tiempo prudencial, y garantizar igualmente que los ciudadanos puedan conocer y seguir el estado de tramitación de sus reclamaciones, consultas y demandas de información.
  • Estructurar los servicios municipales de modo que los ciudadanos puedan presentar sus solicitudes de información en cualquiera de ellos.
  • Dar cabida a los ciudadanos en la gestión de la información pública, a través de sus asociaciones y movimientos, bajo la coordinación del servicio o concejalía que corresponda (por ejemplo: Participación Ciudadana).
  • Convocar los Plenos en horarios y espacios que permitan la máxima asistencia y el máximo aforo, preferentemente por la tarde, y con la dotación necesaria para cuidar de los niños pequeños (y facilitar así la participación de quienes sin esa ayuda no podrían asistir a los plenos)
  • Grabar y retransmitir los Plenos en directo.
  • Incluir en el orden del día de los Plenos, las reclamaciones previamente formuladas por los ciudadanos, e incluir en las actas los ruegos y preguntas formulados por los mismos.
  • Recibir en el Portal de transparencia todas las opiniones, quejas y sugerencias de los ciudadanos, bien individuales, bien a través de los instrumentos de participación colectiva que se creen, para que puedan ser valoradas y compartidas por el resto de ciudadanos. Las más valoradas o compartidas deberán trasladarse a los plenos para su debate.

 

PROGRAMA GANEMOS AHORA VALDEMORO: Democracia Local Página 32 de 34

  • Informar de las convocatorias de provisión de puestos de trabajo municipales, que serán siempre públicas y basadas en los principios de mérito y capacidad de los aspirantes.
  • Participación mediante consultas. Para que la participación sea real y efectiva, la ciudadanía no sólo debe ser oída, sino que su opinión ha de ser tenida en cuenta y resultar vinculante en determinados procesos.
  • Las consultas a la ciudadanía y sus resultados deben hacerse públicas en el Portal de transparencia y en cualquier otro medio de información o difusión del Ayuntamiento.
  • La opinión de la ciudadanía debe poder expresarse a través del Portal de transparencia y a través de los instrumentos de participación colectiva que pudieran crearse (centros de barrio, consejos de ciudadanos, asociaciones o movimientos colaboradores, etc.).

 

Por tanto, el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana de Valdemoro, debe establecer:

  • En qué proyectos o actividades municipales, y con qué finalidad, ha de recabarse la opinión de la ciudadanía y en qué medida ha de ser ésta vinculante.
  • De qué modo los ciudadanos –y sus asociaciones, movimientos y partidos- han de poder iniciar una proceso de consulta ciudadana.
  • Qué recursos han de destinarse para la puesta en marcha de los procesos de consulta y quiénes son los encargados de aportarlos.
  • Quiénes son los responsables de poner en marcha los procesos de consulta y cómo han de trasladarse y homologarse sus resultados en los Plenos.
  • Quiénes han de intervenir en dichos procesos y a través de qué medios o instrumentos (si colectivamente o no, si territorial o sectorialmente, etc.)
  • Los mecanismos o instrumentos con los que la ciudadanía deberá evaluar y controlar la ejecución de las actividades, proyectos y gestión municipal.
  • En qué fase y de qué actividades, proyectos o gestión municipal se ha de consultar a la ciudadanía cuando su intervención no sea total, es decir,cuando no alcance a todo el proceso de propuesta, elaboración, aprobación y control.
  • Participación mediante cogestión en las actividades, proyectos y recursos municipales: formación e instrumentos.
  • Los vecinos deben poder participar en la gestión de las actividades, proyectos y recursos municipales, de forma individual, a través de sus asociaciones o de otro tipo de instrumentos colectivos de participación.
  • La cogestión no consiste en que el Ayuntamiento haga una dejación de funciones, sino en que las ejerza apoyándose en quién más interés tiene en que se ejerzan eficazmente, la ciudadanía.
  • La cogestión podría suponer un ahorro para la hacienda de Valdemoro, pero, más importante si cabe, es que es un medio para fomentar la participación de los ciudadanos.

 

PROGRAMA GANEMOS AHORA VALDEMORO: Democracia Local Página 33 de 34

La formación de la ciudadanía para participar y cogestionar el municipio es otro de los puntos fundamentales de nuestro proyecto de Democracia Local; con esa perspectiva, desde el Ayuntamiento, sin crear burocracias innecesarias e ineficaces, se debe:

  • Poner en marcha un Plan de Formación para la Participación que, en colaboración con la comunidad educativa, nos enseñe desde la infancia cómo cogestionar eficazmente intereses colectivos.
  • Fomentar el asociacionismo, proporcionando soporte legal, técnico y administrativo para la creación y mantenimiento de asociaciones o movimientos ciudadanos.
  • Favorecer el desarrollo de las asociaciones y movimientos ciudadanos, facilitando el conocimiento, el contacto y la federación entre unas y otros, poniendo a su disposición espacios y recursos municipales para reuniones u otras actividades (por ejemplo: alojando en la web municipal la información que las propias asociaciones y movimientos faciliten, custodiando sus materiales, etc.).
  • Crear instrumentos o cauces autónomos de participación asamblearia territoriales o sectoriales (como, por ejemplo, podrían ser los consejos de barrio o de actividad, o un consejo ciudadano que revisara las propuestas territoriales y sectoriales para hacerlas compatibles y acordes con el interés general de todo Valdemoro).

 

Por lo tanto, el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana de Valdemoro, debe:

  • Permitir y prever que los ciudadanos, individual o colectivamente, participen en la gestión de las actividades, proyectos y recursos municipales.
  • Definir un Plan de Formación para la Participación que se inicie en la infancia y que incluya el aprendizaje del uso de las herramientas informáticas por los adultos.
  • Crear los instrumentos de participación colectiva y cogestión necesarios para vertebrar el ejercicio responsable de este derecho en Valdemoro.
  • Destinar los recursos necesarios para que los instrumentos de participación colectiva puedan llevar adelante su tarea de formación y expresión de opiniones, quejas, sugerencias y reclamaciones.
  • Establecer que los instrumentos de participación colectiva han de ser:

Autónomos en la formulación de sus propuestas (el Ayuntamiento asesorará y tendrá voz, pero no tendrá voto en su aprobación).

Asamblearios y democráticos, sin coordinadores o representantes fijos o remunerados, con funciones y tareas temporales y rotativas siempre sometidas al control de la asamblea, y con corrección de las discriminaciones por género u origen cultura o étnico.

 

Presupuesto Participativo. Como hemos expuesto hasta ahora, el ejercicio del derecho de Participación alcanza a todos los aspectos de la vida pública municipal. No obstante, hay un aspecto del gobierno y la gestión municipal que tiene una especial trascendencia: la elaboración, ejecución y control de los Presupuestos Municipales.

Sobre el Presupuesto municipal pensamos que:

PROGRAMA GANEMOS AHORA VALDEMORO: Democracia Local Página 34 de 34

  • Participar en la elaboración, aprobación, ejecución y control del Presupuesto es una de las mejores maneras para corresponsabilizar a los ciudadanos en la gestión de los intereses generales.
  • El Presupuesto ha de tener como objetivo del gasto la prestación de servicios a los ciudadanos, y ha de basarse en la solvencia financiera, en la buena y diligente gestión y en la optimización de los recursos públicos.
  • La implantación del Presupuesto Participativo –que debe ser gradual y no poner en riesgo innecesariamente la diligente gestión del Ayuntamiento- sólo es posible si la gestión del municipio es plenamente transparente y está en manos de personas honradas;en caso contrario, el resultado podría ser una nueva burla a la dignidad de los ciudadanos y una nueva estafa a la democracia.
  • La implantación del Presupuesto Participativo ha de partir del conocimiento de la real situación financiera del Ayuntamiento.
  • Las reglas o normas, las prioridades y los baremos o criterios por los que se ha de regir el Presupuesto Participativo han de elaborarse en colaboración con los ciudadanos y han de revisarse anualmente para ajustar unas y otras en función de los resultados obtenidos.
  • Se debe formar tanto a los ciudadanos como a los cargos, técnicos y empleados municipales en orden a la implantación del Presupuesto Participativo.
  • Todo lo referente a la implantación del Presupuesto Participativo debe ser público y se debe hacer el esfuerzo informativo necesario para lograr la mayor implicación posible de los ciudadanos, tanto individual como colectiva.

Por todo lo anterior, el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana de Valdemoro, debe Incluir un Plan para la Implantación del Presupuesto Participativo en el que se establezca:

  • El calendario y los plazos de la implantación.
  • De qué forma han de participar los ciudadanos en el proceso de implantación y qué medidas se han de adoptar para evitar o corregir las discriminaciones por género o por origen cultural o étnico.
  • Qué colectivos y de qué forma, han de ser invitados a participar en la implantación.
  • El programa de formación preciso para que tanto los ciudadanos y sus agrupaciones, como los cargos, técnicos y empleados municipales, colaboren eficazmente en la implantación y puesta en marcha del Presupuesto Participativo.
  • El volumen y origen de los recursos que han de ser puestos a consideración de los ciudadanos y los que se precisan para la implantación del Plan.
  • Los mecanismos de evaluación y control del Plan de implantación.
  • Establecer las normas, prioridades y criterios que han de regir la propuesta, elaboración, aprobación, evaluación y control del Presupuesto Participativo.