Para qué, cómo y bajo qué principios se ha de gobernar el Ayuntamiento de Valdemoro.

 

Después de décadas de poner por delante el interés y el beneficio particular y privado Ganemos ahora Valdemoro  quiere llegar al Ayuntamiento para transformarlo y que las prioridades en la gestión obedezcan a una escala de valores en la que siempre vayan por delante los ciudadanos y sus necesidades.

 

Ganemos ahora Valdemoro es un espacio de confluencia ciudadana en el que los vecinos venimos trabajando para transformar nuestra ciudad en un lugar en el que se
garantice nuestro bienestar
.

 

Una transformación que nazca desde la democracia y desde los derechos sociales y donde la participación, nacida del protagonismo ciudadano, nos devuelva el lugar que nos corresponde a los ciudadanos en la vida política.

La participación en Ganemos ahora Valdemoro conlleva el compromiso con los objetivos y valores centrales de la iniciativa y así ha sido suscrito por todas las personas que en ella han colaborado. Son los siguientes:

Principios, objetivos y valores:

 

1. Hacer de Valdemoro una ciudad habitable, sostenible y digna de ser vivida; en la que la desigualdad, el daño ambiental y la deuda no acaben con nuestras esperanzas; y en la que se fomenten las relaciones de solidaridad y vecindad.

2. Basar la gestión del Ayuntamiento en la más absoluta de las transparencias, en la solvencia técnica, en la optimización de los recursos que tenemos y en la confianza y la complicidad de los ciudadanos: sin participación no hay democracia.

3. Proteger el patrimonio de Valdemoro y gestionar directamente los servicios públicos

4. Asumir la responsabilidad de fomentar y hacer posible la participación directa e igual de toda la ciudadanía:

a) En la identificación de las necesidades.

b) En la elaboración y aprobación de las medidas para cubrirlas.

c) En el control de la ejecución de las medidas y en la valoración de su resultado.

Si en algo ha de basarse la gestión del Ayuntamiento es en los movimientos sociales y no en redes clientelares de corte caciquil y mafioso.

5. Fomentar la creación de riqueza y el empleo de calidad al servicio de la mayoría social y no al de las redes mafiosas que hacen de la malversación de los recursos públicos su

forma de enriquecimiento particular.

6. Poner la economía municipal al servicio de los ciudadanos. Ajustar los presupuestos a las verdaderas necesidades de los ciudadanos, por encima de los intereses urbanísticos

o empresariales, y elaborarlos mediante planes y programas con participación vecinal en la toma de decisiones (tanto territorial como sectorialmente).

7. Perseguir la corrupción y las corruptelas instando la actuación de la Justicia y colaborando con ella para que corruptores y corruptos paguen por sus desmanes y devuelvan al pueblo lo que le han robado.

8. Ejercer y fomentar todas las competencias municipales, especialmente en Sanidad y Educación.

9. Acabar con la especulación inmobiliaria y las prácticas medioambientales contrarias al desarrollo sostenible y al necesario cambio productivo que haga del trabajo honrado la base de una vida libre y digna.

10. Asumir como imperativo el mandato de la ciudadanía.

11. Defender la aplicación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en cualquier ámbito social, político e institucional, revirtiendo las situaciones discriminatorias y los ataques a los más débiles, y avanzando hacia la resolución pacífica de los conflictos y en contra de todo tipo de violencia.

12. Promover la igualdad, luchando contra toda forma de racismo, xenofobia, machismo o exclusión por razón de género u orientación sexual; y facilitar la participación política de las personas con hijos pequeños a su cargo mediante la habilitación de guarderías en los espacios y actos municipales.

13. Dar un trato humano y digno a la ciudadanía, especialmente a quienes tengan menos recursos económicos, sociales o culturales.

14. Debatir con honestidad todas las opiniones y respetar a todas las personas con independencia de cuáles sean sus pareceres, fomentando el diálogo y la búsqueda de consenso.

15. Impulsar el laicismo, promoviendo un sistema democrático fundado en la libertad de conciencia, sin apoyar ningún culto o religión.

16. Exigir y respetar que la elección de candidatos o candidatas se lleve a cabo mediante elecciones primarias abiertas a toda la ciudadanía, con listas abiertas sólo corregibles mediante criterios de género.

17. Promover el cooperativismo, el asociacionismo y la autogestión, especialmente entre los jóvenes.

18. Buscar siempre el consenso para tomar decisiones; buscar siempre el encuentro con todos los grupos y organizaciones sociales.

19. Exigir y respetar que cualquier cargo electo será un mero representante obligado a vincular sus decisiones al método abierto y democrático de participación a lo largo de todo su mandato.

20. Fomentar el pensamiento crítico y reconocer en la discrepancia una fuente de enriquecimiento democrático.

santicir

Santiago Fernández 

javiercir

Javier Carrillo

nuriacir

Nuria Triguero

fernandocir

Fernando González de la Calle

Código ético

Los candidatos de Ganemos ahora Valdemoro suscriben íntegramente los principios anteriores así como el Programa elaborado por la ciudadanía, y especialmente aceptan y libremente asumen el siguiente Código ético, por el que se comprometen a:

 

I. Limitar su representación como máximo a ocho años.

II. Limitar su salario al triple del SMI.

III. No cobrar sueldos o remuneraciones, cualquiera que sea su denominación, por la pertenencia a los Consejos de Administración, de cualquier Ente u Organismo Público, derivada del ejercicio de sus funciones públicas. En los casos en que esas remuneraciones no dependan del Ayuntamiento de Valdemoro, los candidatos de Página 5 de 34 Programa Ganemos ahora Valdemoro: Principios y Código Ético Ganemos ahora Valdemoro se comprometen a promover su eliminación y a donar los importes recibidos para fines sociales.

IV. Renunciar a cualquier privilegio jurídico o material por razón de su cargo.

V. Ser patrimonial y económicamente transparente, haciendo, tanto al inicio como al final de su mandato:

a. Una declaración de su patrimonio e intereses particulares y de los de sus familiares en primer grado.

b. Similares declaraciones de los intereses conjuntos que tuvieran con sus familiares hasta el cuarto grado.

VI. Renunciar a participar en la toma de decisiones en las que pueda tener un interés privado, y a ocupar puestos de responsabilidad en empresas privadas conectadas con sus tareas como representante, al cesar en su cargo público.

VII. Defender que cualquier pacto posterior a las elecciones, con cualquier otra formación política, sea sometido a la aprobación democrática mediante consulta vinculante abierta a toda la ciudadanía.

VIII. Renunciar al cargo en caso de imputación, procesamiento o condena por faltas o delitos de corrupción, acoso sexual, violencia de género, pederastia o maltrato infantil.

IX. Escuchar a todas las personas que se lo soliciten, sin que tal obligación pueda ser delegada en el personal municipal que de él dependa.

X. Promover y procurar la participación del personal bajo su mando en el desempeño de su misión, y la mejora de la organización pública a su cargo.

XI. Dimitir de su cargo si pierden la confianza de la ciudadanía y así se les exige.